X
Menu
Para el tratamiento de parques, jardines y superficies urbanas, lo normal es aplicar insecticidas disueltos en agua mediante aparatos de pulverización que tengan la suficiente potencia para poder alcanzar la copa de los pinos. Es aconsejable que los tratamientos químicos contra la procesionaria se realicen sobre las orugas que se encuentren en los primeros estadios, ya que en estos momentos son más sensibles a los tratamientos y todavía no han efectuado defoliaciones importantes, por lo que los meses idóneos para realizar los tratamientos son los de octubre y noviembre. Estos tratamientos se han de dirigir a la copa de los árboles, mojando bien las acículas. Si esta operación se realiza de forma correcta y en el momento adecuado, se tiene la seguridad de mantener los árboles limpios de plagas durante un año.

Pide tu presupuesto sin compromiso ahora, nosotros nos pondremos en contacto contigo lo antes posible